El Orué. La Moneda Social de RUSSAFA comenzará a funcionar en Septiembre

EL ORUE: LA MONEDA SOCIAL DE RUSSAFA

Orué - La moneda del Bien Común

No se oxida y es electrónica. No se puede comprar y para obtenerla debes participar. Además no es canjeable por moneda oficial. Así es la moneda diseñada por los vecinos y agentes sociales de Russafa, un barrio histórico de Valencia recordado por ser donde el Rey Zayyan firmó el 28 de septiembre de 1238 la rendición de la ciudad ante Jaume I.

 El ADN del ORUÉ  es  el  bien común

Los vecinos expresaron desde el inicio la necesidad de contar con una herramienta que sirviera para cohesionar socialmente al barrio y luchar contra la exclusión social. Que sirviera para promover la interconexión entre los vecinos y crear conciencia social. Así es como se explica que la iniciativa cuente con el apoyo de conocidas asociaciones cívicas e instituciones educativas del barrio, además de las empresas locales y asociaciones de comerciantes, hosteleros y profesionales.

Cinco retos son los que la Asociación Russafa Innova, promotora del proyecto, ha tenido que resolver hasta llegar al orué:

  1.  Garantizar que la moneda sea ante todo un bien común (Viabilidad social)
  2.  Que los establecimientos y usuarios que la utilicen no tengan problemas con los supervisiores del sistema financiero ni con el fisco (Viabilidad legal)
  3.  Que sea fácil de usar y no excluya a nadie (Viabilidad tecnológica)
  4.  Que los gastos se puedan cubrir con las aportaciones de los usuarios de la moneda, sin depender de ayudas ni subvenciones (Viabilidad económica)
  5.  Disponer de los recursos necesarios para su lanzamiento y cubrir las necesidades de los primeros meses de funcionamiento (Viabilidad financiera)

 

Los cuatro primeros retos han sido plenamente resueltos, siendo muy llamativa la solución tecnológica adoptada y que hace posible que el orué sea intercambiado a tiempo real entre quienes lo utilizan, evitando los problemas de las anotaciones en papel y la necesidad de tener que acceder a Internet para consignar los movimientos.

orue moneda socialLos usuarios pueden utilizar indistintamente el acceso a su cuenta de orués en la Banca Social Online, o bien utilizar su smartphone NFC (Near Field Communication) o tarjeta Contactless, un innovador sistema de comunicación por radiofrecuencia que en los próximos años revolucionará los sistemas de pago.

Durante los meses estivales de 2013 se completará el proyecto piloto en el que participan una veintena de establecimientos y un centenar de usuarios. El lanzamiento de la moneda se hará coincidir con la apertura del curso escolar en octubre de éste año.

La Moneda Social ORUÉ ,junto con la moneda “Real” de Villa-real, representan una INNOVACIÓN SOCIAL a nivel mundial porque hasta ahora no existen monedas sociales con pago por NFC y con Banca Social On-line

Fuente:  http://livingruzafa.com

Enlaces útiles:

http://www.vivirsinempleo.org/

http://sociedad.elpais.com

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/06/07/economia/1370615379.html

http://monedasocialpuma.wordpress.com

http://www.eldiario.es

Moneda social en dos localidades de Cataluña para aliviar la crisis de las familias obreras

Tarragona y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) serán las primeras ciudades en contar con una moneda social que intentará aumentar el poder adquisitivo de las familias afectadas por la crisis, favorecer el comercio de proximidad, evitar la dispersión de la riqueza y facilitar el acceso a bienes básicos. Hace décadas que funcionan en Suramérica y Centroeuropa y ahora llegan a España.

Moneda Eco

Las denominadas monedas sociales, paralelas a las oficiales, empiezan a experimentarse en algunas localidades catalanas en las que consumidores, comerciantes y redes de economía solidaria se están aliando para evitar la dispersión de la riqueza y favorecer el consumo sostenible y de proximidad.

“El 90% de la masa monetaria mundial no está en la calle, sino que se dedica a operaciones especulativas”, afirma Sebastián Corrodini, coordinador de la Xarxa Eco de Tarragona, que a partir de octubre pondrá en circulación 10.000 Ecos -la nueva moneda tarraconense, que equivale al mismo número de euros- con la intención de dar un respiro a las familias que más padecen la crisis.

Los consumidores podrán solicitar que se les devuelva el cambio de sus compras en ecos en lugar de euros: “en un principio los consumidores recibirán más ecos de los que les correspondería en el cambio” con el fin de que los compradores acudan a los 30 comercios de la red y “que nunca falte moneda”, explica Sebastián, conocedor de experiencias similares originadas durante la grave crisis económica argentina de la pasada década.

Corrodini considera que la iniciativa “desmitificará el dinero” y “permitirá que pequeños productores agrícolas puedan vender sus alimentos por un precio más justo que el que les ofrecen las cadenas alimentarias”.

Sin embargo, el profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de Barcelona Daniel Reventós considera que estas iniciativas son “simpáticas pero insuficientes” porque “no resuelven la gravedad de la actual coyuntura económica, necesitada de reformas estructurales”. Reventós asegura que las monedas sociales no conseguirán prácticamente nada y cita el caso argentino -donde funcionan numerosas de ellas desde hace décadas- como ejemplo: “la pobreza en Argentina llega al 25% y aumenta tanto que el Gobierno ha decidido no ofrecer más cifras” para evitar el alarmismo entre la población.

Este otoño el colectivo Ara! intentará, por segunda vez, implantar su moneda social -el Grama- en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), y servirá no sólo para comprar productos, sino también servicios. “Puedo vender mis conocimientos a otros miembros de la red y recibir a cambio los suyos o bien un pago en gramas”, explica Jordi García, miembro del colectivo. García explica que las monedas sociales reaparecen cada vez que la situación económica empeora y el aumento del paro reduce la capacidad adquisitiva de personas que, aun teniendo capacidades y conocimientos para trabajar, no pueden hacerlo.

Por otra parte, la banca ética y solidaria también se encuentra en plena expansión. Así, la cooperativa de servicios financieros COOP57 ha recibido en los últimos meses un alud de clientes que desconfían de la banca tradicional y buscan un valor añadido a sus inversiones.

En el 2008 concedieron créditos a entidades por más de tres millones de euros, la mayoría dedicadas al adelanto de subvenciones públicas.

Fuente: http://www.elperiodico.com

Cómo la economía del bien común puede superar su opuesto visceral, la economía capitalista acumulativa

How to the Commons economy can overcome its viceral opposite, the accumulative capitalist economy? Paradoxally, by creating a bridge between the two, explains Michel Bauwens in a discussion that emerged after the OuiShare Fest.

A few weeks ago, Nadia El Imam from Edgeryders addressed an open letter to me that was a response to the closing keynote at the OuiShareFest in May 2013, where I presented a four-quadrant interpretation of the emerging collaborative economy, with four different value-laden models vying for supremacy but also already co-existing in the present.

Nadia’s editorial open letter contains a number of open questions, which I will try to answer paragraph by paragraph, while asking understanding for the delay, due to a very intense 14-week lecture tour, which made this kind of concentration a bit more difficult to achieve.

+info: http://ouishare.net